IVA y trimestres: los malabares empresariales

IVA y trimestres: los malabares empresariales

Los pagos de IVA y trimestres son dos citas que autónomos y empresarios afrontamos entre el miedo y el cabreo. Y es que a todos nos toca hacer malabares alguna vez para cuadrar las cifras. El tiempo pasa rápido, pero ¿os habéis fijado en la velocidad de los trimestres? Aún no nos hemos recuperado de uno y ya estamos en el siguiente.

Es por eso que cualquier recomendación la tenemos en cuenta. Con razón la figura del asesor está tan valorada. Pero no son solo ese tipo de profesionales en los que tenemos que confiar. Sobre todo si nuestro negocio principal tiene que ver con la importación de productos. Ya sea porque somos intermediario o fabricantes. Veamos otras ideas de ahorro o de malabares.

Los depósitos aduaneros frente al IVA y trimestres

Hay formas de que el IVA y los trimestres no sean tan duros. En el caso de las importaciones suelen haber conflictos. Por un lado, si traemos más material en un solo viaje, nos sale más económico. Pero después está el pago de IVA cuando lo recibimos. Un gran desembolso que puede desestabilizar el trimestre en curso.

Pero por otro lado, si compramos cantidades más pequeñas están los pagos de aranceles. Quizás los precios sean mayores. Por contra, la cantidad de IVA que debemos abonar se reduce. Es por eso que hay que hacer muchos cálculos antes de establecer un calendario de entregas con nuestro proveedor habitual. O no.

En estos casos también hay alternativas intermedias. Por ejemplo, trabajar con un almacén aduanero. Este tipo de empresas pueden recoger tu contenedor por ti y alojarlo en sus instalaciones. Pero su almacenaje también se considera “tránsito”. Es decir, tus productos no habrán llegado oficialmente a suelo español hasta que tú no lo indiques así. Por supuesto, esto tiene plazos máximos. Pero en algunos casos el tiempo podría ser ilimitado.

¿En qué me beneficia este servicio?

Muy fácil. Imagina que tu producto es materia prima que se emplea en la fabricación. ¿Cuánto material necesitas para trabajar una semana? Pues liberas solo esa cantidad. De esta forma pagarías el IVA de una parte del total y llevarías esas unidades declaradas a tus instalaciones. Podrías aplazar el impuesto a cantidades más pequeñas que abonarías a tu criterio. De forma semanal como en el ejemplo o como más te convenga.

Otra opción es que la mercancía que compras sea para abastecer a tu cadena de comercios. En este caso habría que separarlas según los pedidos recibidos y servirlas. Aunque podrías servir parte de ellas y mantener un stock sin declarar. Es otra de las opciones de aplazar los costes. De esta forma tú liberarías material según vayas vendiéndolo. ¿Ves las ventajas? Evitarías que tu empresa financiara el total de los costes.

Si IVA y trimestres siguen siendo tus principales pesadillas llama a TEG Logistic y hablamos de tus opciones de ahorro. No esperes más.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

Cerrar