Miedo comercial ¿pueden prescindir de mi?

Miedo comercial ¿pueden prescindir de mi?

El miedo comercial es algo que muchos experimentan a lo largo de su vida laboral. Y es que es fácil imaginar que un cliente consiga llegar directamente hasta la fuente y termine prescindiendo de ciertos intermediarios ¿no te parece? Una situación angustiosa que sin duda llega a sus picos de intensidad en épocas de recesión.

Todas las empresas esperan poder mejorar sus balances año tras año. Pero para eso no solo es importante localizar puntos de ahorro, también hay que saber qué costes pueden evitarse. Aquí el hábito juega en nuestra contra. Porque alguien que ya conoce tu producto, que sabe que es bueno o que tiene intención de seguir comprándolo en el tiempo, solo tiene una salida: conseguirlo más barato.

¿En qué se basa ese miedo comercial?

Vamos a ver un ejemplo. Supongamos que eres un comercial del sector textil. Trabajas a comisión buscando abaratar costes a los fabricantes de ropa. Para ello posiblemente en su día tuvieras que establecer ciertos contactos con productores de materias primas; en Asia, África o Sudamérica. Esa fue tu inversión inicial y ahora hay que sacar rentabilidad a esos contactos.

Consigues colocar parte de tu catálogo en tres empresas que fabriquen ropa de bebé y para adultos. Tu catálogo no es más que una selección de los artículos que tú mismo has escogido como los mejores. Ahora bien; si tú pasas tus contactos a tus clientes cobrarías solo una vez por ese servicio. Nada más. Estaríamos hablando de una vida comercial muy corta.

Piensa que, si de verdad has escogido bien, tus clientes harán pedidos periódicos a esas fábricas. Quizás durante años. Por eso, si tú eres el que sabe cuáles son los artículos, los lugares y las calidades ¿por qué renunciar a esa ventaja?

Empieza a trabaja para ti

Un comercial no siempre dispone de infraestructura y capacidad. Es por eso que trata de vender o de buscar mercado para los productos de otros. Es un intermediario. Entonces ¿cómo puede montar su propia red de compra y venta? Muy fácil. Debe buscar un almacén aduanero que le ofrezca todas las facilidades. Por un lado para poder mover sus productos desde el origen hasta el destino. Incluyendo importación o exportación. Por otro lado, el almacenamiento y finalmente la distribución.

Aquí viene la pregunta principal, aunque consigas varias empresas que te faciliten todos estos servicios ¿cómo puedes evitar ese miedo del que hablamos? Sencillo. Un almacén aduanero como TEG Logistic puede recoger tu contenedor en el puerto. Después alojar tus productos en nuestros almacenes e incluso encargarnos del picking y la distribución siguiendo tus indicaciones. Evitando además que tengas que hacer el desembolso de IVA hasta que tu mercancía no esté vendida. Todo esto sin que tus clientes conozcan la fuente de tus productos.

Si traes botones de China y telas de Tailandia nosotros nos encargaremos de todo el proceso. Actuaremos como tu departamento externo de importación y siempre estarás informado de cualquier detalle. Por otro lado, seremos nosotros los que te facturaremos los productos importados, por lo que tus fuentes no aparecerán en ningún documento. Al menos no en los que reciba tu cliente.

Gracias a TEG Logistic puedes evitar el miedo comercial y disponer de una vida laboral más segura y tranquila.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

Cerrar